Muchas de las fotos de este blog son de Ramiro Sisco con la comunidad Pilagá, en Las Lomitas, provincia de Formosa, Argentina.

miércoles, 30 de agosto de 2017

¿ESTUDIANTES a TRABAJAR GRATIS a las EMPRESAS?





    El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires impulsa una reforma del secundario que establece que en 5º año las y los estudiantes deberán trabajar para empresas la mitad de su tiempo escolar, justificándolo como “prácticas profesionalizantes”.   
     
    Horacio Rodríguez Larreta avanzá en el proyecto la “Secundaria del Futuro” que reduce en contenidos la escuela media, sustituyendo la formación colectiva del ciudadano crítico a la formación individual del emprendedor acrítico, para preparar a la juventud a la medida de los intereses de las empresas. Esta reforma fue diseñada en forma aislada y secreta por tecnócratas del ministerio, sin hacer participe a la comunidad educativa de docentes y estudiantes quienes mejores conocen la realidad de las Escuelas. Desde ya, esta reforma determinará una reducción de las horas de trabajo docente y por ende de su salario.





En el marco del proyecto de una reforma nacional del secundario, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se adelantó y siguiendo los lineamientos nacionales armó ya su proyecto que reformará el plan de estudio de las escuelas públicas y de las privadas. Esta reforma se empezaría aplicar en 18 escuelas pilotos a partir del año que viene (2018). Lo llamativo es que la última reforma, conocida como la “NES” (Nueva Escuela Secundaria), no ha sido aplicada en su totalidad por lo cual es imposible medir sus resultados, y ya se pretende emprender una nueva reforma.

La Reforma Nacional

El Ministerio de Educación Nacional hizo circular dentro del Consejo Federal Educativo, integrado por los ministros de educación de todas las provincias, un borrador denominado “Escuela Secundaria 2030”. Los lineamientos que este establece se entrelazan con el polémico Operativo Aprender, que ha generado rechazo en la comunidad educativa y cuyos resultados no tienen apoyo comparativo ni el tiempo necesario para ser debatidos en forma compleja.

Este proyecto de reforma, aun no conciliado ni aprobado, establecerá la reducción de las materias tradicionales para focalizar en contenidos prioritarios aplicados. Se modificará la forma de evaluar los aprendizajes y se flexibilizará la repitencia. Se establecerá que los docentes dejen de trabajar por horas cátedras y pasen a hacerlo por cargos con el objetivo de tener una relación más personalizada con la institución. Las Escuelas deberán presentar un proyecto de formación para su institución y a la vez, deberán presentar una planificación anual focalizada en mejorar los resultados que hayan obtenido en el Operativo Aprender (algo contradictorio en sí mismo, una evaluación estandarizada que no tiene en cuenta las características de cada población escolar, tendrá como respuesta una planificación a partir de las particularidades de la escuela, para luego ser vuelta a examinar a partir de estándares generales).

La Reforma en CABA

A pesar de no estar definido aun ni contar con la resolución del Consejo Federal Educativo que establezca la reforma del secundario, el Gobierno de la Ciudad con su Ministra de Educación, Soledad Acuña, avanza con su proyecto la “Secundaria del Futuro”. Este establece que el nivel medio se dividirá en dos grandes ciclos, el básico que incluye los primeros dos años y el orientado que incluye los últimos 3 o 4 según corresponda. 

El último año del ciclo orientado será dedicado en un 50% del tiempo escolar a trabajar en empresas y organizaciones y el otro 50% será destinado al desarrollo del emprendedurismo. El estudio se pondrá en función de los intereses de las empresas y el desarrollo laboral independiente, como si la falta de trabajo se debiese a la falta de formación de las y los trabajadores, en vez de a un sistema que excluye a una gran masa de población para la cual no hay lugar en su proceso productivo.

El ciclo básico tiene una primer etapa denominada “tiempo preparatorio” donde se realiza una evaluación individual del estudiante que determinará estrategias y metas a alcanzar a lo largo de su trayecto educativo en el nivel medio. Su seguimiento estará a cargo de un “orientador”, el cual no se especifica si será un docente y por las últimas acciones del gobierno podemos deducir que estará por fuera del estatuto docente.

Las materias tradicionales se agruparán por áreas para tener un desarrollo integrador. Tendrán su espacio específico, pero también su clases integradas. En el 30% de cada clase, el docente introducirá los contenidos y en el 70% restante será de trabajo autónomo con el docente como facilitador. Los estudiantes “trabajarán sobre plataformas de aprendizaje adaptativas que les permita avanzar en el proceso de aprendizaje a su propio ritmo, utilizando materiales digitales…”. El gran problema es que en la mayoría de las escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires no funciona la red de wifi o no tiene el alcance suficiente para trabajar en el aula por lo cual es imposible trabajar en red, ni que hablar de las instituciones que se caen a pedazos.

El aprendizaje no estará orientado en la formación del ciudadano ni del pensamiento crítico: “el objetivo no esta centrado en el aprendizaje de contenidos, sino en el enfoque por capacidades necesarias para la sociedad del futuro”.

La disputa

La “Secundaria del Futuro” habré un nuevo foco de conflicto en la ciudad. Las y los estudiantes rechazarán tener que dedicar su último año de estudio a tener que ir a trabajar a una empresa en forma gratuita. Las y los docentes rechazarán perder horas de trabajo pago y el ingreso de nuevos trabajadores como “orientadores” por fuera del estatuto docente. La comunidad educativo y el pueblo trabajador deberán ver con preocupación el cambió de raíz que propone el macrismo para la educación, modificar la formación del ciudadano por la formación de mano de obra amoldada a los intereses de las empresas.

El debate no será sencillo. El macrismo con su estilo marketinero, su aparato publicitario y los medios hegemónicos a su servicio intentará presentar esta reforma como la evolución necesaria en la educación ante el bajo nivel que mostraron los resultados de la evaluación Aprender y señalará a aquellos que nos opongamos como retrógrados con intereses corporativos y propios de la vieja política. La oposición a este proyecto deberá ser inteligente, defender el trabajo docente bajo su estatuto, la necesaria participación de la comunidad educativo en el armado de estos proyectos, la formación para el pensamiento crítico, pero sobre todo deberá focalizar en su aspecto más grave que es el trabajo gratuito de pibes menores de edad y generar transversalmente el interés de toda la sociedad porque esto no genere mayor perdida de puestos de trabajo.

Por David Pike






Dice Clarín...

Nueva secundaria: 10 claves de la reforma

Es un proyecto en el que están trabajando todos los ministerios provinciales. Se empezaría a aplicar el año que viene.

1) Los 24 ministerios de Educación de todo el país están trabajando en una reforma drástica a la secundaria. Los lineamientos se los presentaron al presidente Macri el miércoles pasado y posiblemente sean tratados esta semana en la reunión del Consejo Federal de Educación que se hará en Córdoba.

2) La provincia de Río Negro viene aplicando su propia reforma, muy similar a la que quiere hacerse ahora, y es un distrito que las autoridades nacionales observan como caso testigo.

3) La reforma nacional comenzaría a implementarse el año que viene en algunas escuelas y en 2019 todas deberían tener su plan de implementación.

4) Los equipos docentes de cada colegio deberán presentar un proyecto educativo que le dé sentido a la escuela y motive a sus estudiantes.

5) Cada escuela deberá planificar el año especificando cuáles son los indicadores de mejora que se plantea, de acuerdo al informe que entrega la prueba Aprender.

6) No habrá más profesores “taxi”. Los docentes serán designados con cargo y jornada completa para una misma escuela, y así se espera que tengan más contacto con los alumnos.

7) Se harán capacitaciones docentes por parte del Instituto de Formación Docente (INFoD) y se desarrollarán materiales para los profesores y los directivos.

8) Se reformulará el contenido curricular. Habría menos materias tradicionales y más contenidos aplicados. Las asignaturas deberán garantizar los saberes prioritarios y las capacidades fundamentales y preparar a los jóvenes "para el desarrollo personal, social, cultural, laboral y productivo”.

9) Cambiaría la forma de acreditar los conocimientos: se piensa en flexibilizar la clásica repitencia.

10) El plan contempla también avanzar con una “escuela de gobierno de política educativa” para funcionarios.





II Encuentro de Jóvenes de la Alianza del Pacífico

Promueven la educación dual para favorecer el empleo





Reforma de la NES. ¿Qué piensan los docentes?

Ademys está elaborando un documento con las reflexiones y conclusiones de los docentes. Desde Ademys venimos denunciando el carácter autoritario de esta reforma convirtiendo las jornadas institucionales en mero entretenimiento y disciplinamiento de los docentes, ya que los “temarios” son bajados verticalmente por el Ministerio sin brindar a la docencia información concreta sobre el avance real de la reforma, y se le piden “reflexiones” y “conclusiones” que carecen de influencia alguna a la hora de las decisiones, las cuales son tomadas por un puñado de funcionarios y asesores y “presentadas” en reuniones a supervisores y directivos.

Ademys ratifica que no se puede realizar una reforma curricular sin la participación real de quienes la llevarán a cabo: los docentes. Formular prediseños curriculares a puertas cerradas, sin partir de las condiciones materiales con que se cuenta ni considerar las que se requieren (personal docente, cantidad de horas que los docentes de algunas materias perderían, disponibilidad de docentes con titulación para las nuevas cargas horarias, formas de implementar la reforma con el actual régimen de profesores por cargo, posibilidades edilicias, distribución de orientaciones, etc.) pone en peligro la fuente laboral de los docentes.

Desde Ademys consideramos que garantizar la estabilidad laboral de todos los docentes es prerrequisito insoslayable de cualquier proceso de discusión para la modificación de planes de estudio, el cual debe a la vez garantizar la participación de la docencia.

Recordamos que, por ley 4901, se redujo la disponibilidad a 1 año con goce y otro año sin goce de sueldo, y que el gobierno no ha efectivizado aun la titularización de docentes de media. El Ministerio de Educación debe informar qué impacto ha calculado que tendrán sus “prediseños” sobre los puestos de trabajo, y qué medidas piensa tomar para garantizar la estabilidad laboral de los docentes que se vean afectados.Exigimos una resolución que garantice la estabilidad laboral de los docentes de Media-Para las próximas jornadas: Sugerimos a los docentes elaborar su propio temario partiendo de la realidad de cada escuela, sus necesidades y condiciones para hacer esta reforma, así como sus reclamos y propuestas sobre la forma más democrática de participación docente.En Ademys estamos elaborando un documento con las opiniones de los docentes para ser presentado públicamente.





La Unión de Trabajadores de la Educación se reunió hoy, junto a representantes de AMET, UDA y ADEF, con el Subsecretario de Carrera Docente y Formación Técnica Profesional Javier Tarulla y la Subsecretaria de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa Andrea Bruzos Bouchet, para expresar su rechazo a la reforma de la escuela secundaria por considerarla un retroceso para la educación pública ya que promueve las viejas políticas de flexibilización de los años ’90.

En la reunión se planteó que la “Escuela secundaria del Futuro” pone en riesgo los puestos de trabajo de muchos docentes, y propone un perfil de egresados de la escuela secundaria funcional a las requerimientos empresariales de mano de obra barata y sujetos acríticos, y además, elimina el 5to. Año y lo transforma en una suerte de pasantía en las empresas.

En representación de UTE estuvieron su secretario adjunto Guillermo Parodi y la secretaria de educación y estadísticas Angélica Graciano junto a lxs secretarixs de las Áreas de Educación Media, Artística, Normales y Técnica, quienes dejaron en claro que la UTE no permitirá ninguna reforma que no incluya la participación de todos los sectores del sistema educativo, y que no conciba a lxs estudiantes como sujetos libres, críticos y socialmente responsables.

Buenos Aires, lunes 28 de agosto de 2017.









domingo, 27 de agosto de 2017

ARGENTINA: «País Saturno»






Todos le ponemos un rostro al horror. Yo le puse cara al mío muy temprano. Fue a comienzos de los ‘70, cuando mis abuelos hicieron un crucero a bordo del Enrico C. Entre la montaña de souvenirs que trajeron de Europa, había un catálogo del Museo del Prado que estudié muchas veces. A partir de la primera ojeada, me cuidaba de saltear la página que reproducía un cuadro de Goya: el Saturno devorando a un hijo. Esa pintura –el viejo de ojos y fauces desorbitadas, el crío a medio masticar con proporciones adultas y tamaño de bebé– me daba pesadillas.

¿Se acuerdan del relato mitológico? Saturno era el dios máximo del panteón romano. Hijo del Cielo y de la Tierra, a quien su hermano Titán le había cedido la corona con una sola condición: que no tuviese hijos. Pero Saturno desposó a Ops –Rhea, en el original griego– y los bebés empezaron a llegar. Temeroso de ser destronado, Saturno optó por una solución drástica: devorarse a sus hijos tan pronto nacían.

El retrato de Goya me escaldó el alma. Todavía sufro escalofríos cuando lo miro. Lo trágico fue que, con el correr de los años, empecé a creer que la necesitaba, que me era imprescindible; porque, a mi pesar, me había proporcionado una clave sin la cual no lograba entender ni mi lugar ni el tiempo que me había tocado en suerte. (En todas mis novelas hay jóvenes o niños perseguidos por adultos autoritarios: ¡desde El muchacho peronista al Walsh veinteañero de El negro corazón del crimen!)

Yo estoy convencido de que vivo en un país-Saturno, de que Argentina ES saturniana: una tierra compelida a devorarse a sus propios hijos. Lo intuí cuando era niño y descubrí el cuadro que mostraba a ese viejo abominable, desgarrando lo que debía amar –su propia carne, su propia sangre– con los dientes. Lo certifiqué cuando, de adolescente, vi que los adultos pedían a gritos la muerte de jóvenes a quienes, por razones ideológicas, consideraban peligrosos.

Durante una temporada pensé que se había tratado de una ocasión excepcional. Pero las décadas pasaron y nuevos adultos pedían la cabeza de nuevos jóvenes, con una nueva excusa: en los 90 eran peligrosos porque eran pobres, y en consecuencia chorros potenciales. Y los que no eran peligrosos sobraban, en tanto no conseguían trabajo y debían emigrar. Más tarde volvieron a señalarlos con el dedo, porque en el siglo XXI los jóvenes devinieron militantes y, según los adultos, la política suponía un tipo de perversión a ser reprimida. (Se parecen a la Hitler Jugend, justificó una comunicadora.) Hoy los Saturnos contemporáneos secuestran, violan y matan muchachas a diario. Son víctimas sacrificiales, inmoladas sobre el altar que la Patria consagra al deseo de que nada cambie.

Dirán: Es que los jóvenes simbolizan el cambio real y el sistema lo resiste, ocurre siempre y en todas partes. A lo cual yo respondería: sí y no. En las naciones que desde aquí se admira, se controla a los jóvenes de otras formas: endeudándolos, entreteniéndolos, desmovilizándolos. Se los educa en el encanto de la banalidad y, así, se los envejece prematuramente. La violencia queda reservada para las minorías: los negros, los musulmanes, los inmigrantes.

Pero aquí la violencia es horizontal, democrática en el sentido más perverso. Si bien revela predilección por ciertas poblaciones –las jóvenes, los morochos, los niños como El Polaquito o aquel que casi linchan en Córdoba por un celular–, no frena su golpe ante una víctima blanca y/o de clase acomodada. No lo hizo en los 70 y tampoco lo hace ahora. (¡Cuánta claridad hay en los ojos con que Santiago Maldonado nos mira sin pestañear!)

¿Por qué insiste nuestro país en emular al Saturno del mito? Quizás porque erigió sus cimientos mediante la represión –el genocidio que además intentó barrer con la cultura y los sueños de los pueblos originarios– y la entrega de sus riquezas a una elite sin otro mérito que su desmesurada violencia.

El ¿problema? es que, con el tiempo, la Argentina se apartó del contexto latinoamericano al generar una tradición de educación pública de excelencia, hoy amenazada. En consecuencia, los jóvenes así formados ampliaron su horizonte: aspiraron a más, se vacunaron contra los charlatanes que pretendían que lo que los perjudicaba era bueno para ellos. Aquellos que se familiarizaron con sus derechos se negaron a ser mansos y no aceptaron las migajas del banquete ajeno por toda remuneración. Y por eso han tendido, desde los 60 hasta el presente, a la más razonable de las rebeldías. No les gusta el statu quo y no se resignan. A veces canalizan su fuerza a través de la política, lo hacen a diario a través de la cultura y también, en otras oportunidades, consagran organizaciones sociales como actores de nuestra sociedad. Son ellos los que sostuvieron y sostienen el reclamo de Madres y Abuelas, que además de su misión manifiesta transmiten un cuestionamiento a esa Patria tan autoritaria como masculina. (¡Cuánto mejor estaremos cuando la reemplacemos por una Matria!)

Si algo nos separó del destino abismal que tiró tantas dentelladas, ha sido la energía de nuestros jóvenes. Los Júpiter que, amparados por madres como aquella de la leyenda, escaparon del instinto asesino de su progenitor para cuestionar el orden establecido.

Por eso espanta el encarnizamiento de los Saturnos de hoy. Su accionar prueba que entienden que todo joven (en especial si manifiesta que, además de serlo en años, también lo es de alma) pone en peligro su permanencia en el trono. Suena paradójico que la administración Macri, joven en términos estadísticos, se muestre matusalénica. ¿Tendrá que ver con el hecho de que sus representantes lo tuvieron todo desde niños –definidos por la condición de herederos, en su mayoría– y en consecuencia nunca han podido ser sino conservadores?

Lo indiscutible es que devoran carne y sangre joven con apetito pantagruélico. Entre sus víctimas, además de aquellos que se verán arrojados otra vez al exilio existe ya una generación que perderá desarrollo neuronal, a causa de la malnutrición; que en consecuencia no estudiará bien, ni conseguirá insertarse en un mercado de trabajo increíblemente menguante. Nuestro país resonará más temprano que tarde como eco de The Wire, en tanto el dilema que la serie planteaba en su cuarta temporada se aplicará a millones de jóvenes: ¿qué sentido tendrá trabajar doce horas en un puesto precario, cuando se gane mil veces más vendiendo drogas en una esquina? (Entonces los Saturnos de clase media protestarán su inseguridad, justificando la violencia de los Saturnos de uniforme, la condena de los Saturnos de toga y la demagogia de los Saturnos políticos; y así el ciclo se retroalimentará ad infinitum.)

En el mito, Saturno (así como más tarde Herodes y también el Arturo de la leyenda consignada por Malory) se convertía en infanticida para evitar el cumplimiento de una profecía. Pero la secuencia de los hechos permite hablar, más bien, de una profecía autocumplida: ¿se alzó Júpiter/Zeus contra su padre en cumplimiento de la profecía, o simplemente en respuesta a la violencia criminal de que había sido objeto?

Si algo anticipa aquel que se comporta como Saturno, es que será víctima de su propia ignorancia: no está al tanto del mito o bien lo subestima a su riesgo, porque nadie –nadie– frena la dinámica de la Historia.

Según la tradición, Saturno cree devorar a su hijo Júpiter cuando en realidad traga el atado lleno de piedras que Ops le proporcionó. Y se da por satisfecho aun cuando no puede digerirlas, convencido de que su ingenio le ha permitido aventar el peligro definitivamente.

Pero está equivocado. Aunque al mirar en derredor la Creación entera le cante alabanzas, sus días en el trono ya están contados.








martes, 21 de marzo de 2017

ESCUELA PUBLICA, GOBIERNO PRIVADO







El presidente Mauricio Macri pronunció una frase en contra de la educación pública, al considerar que "hay una terrible iniquidad entre los que pueden ir a una escuela privada y los que tienen que caer en una pública".

Esta afirmación no llama la atención si se tiene en cuenta que gran parte del Gabinete de Cambiemos se educó en escuelas privadas de elite y de las más costosas de Argentina.





Para arrancar, Macri se egresó del colegio Cardenal Newman. Por los pasillos de este selecto colegio de Boulogne, en el partido de San Isidro, también pasaron casi veinte funcionarios de la primera línea de gobierno, entre los que se destacan el asesor y mejor amigo del Presidente, Nicolás Caputo; el ministro de Trabajo, Jorge Triaca; el secretario Legal y Técnico; Pablo Clusellas; el jefe de Asesores, José Torello; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; y el titular de la Anses, Diego Basavilbaso.

"El colegio reproduce la trama de privilegios y las redes de sociabilidad entre pares. Y para eso son, también, los egresados de instituciones con una impronta similar, muchos de ellos considerados 'colegios hermanos' del Newman", destacan Noelia Barral Grigera y Esteban Rafele en el libro: "El Otro Yo. Nicolás caputo, socio y operador secreto de Mauricio Macri en la Argentina del capitalismo de amigos".




En esa publicación, los autores señalan quiénes son los otros funcionarios que provienen de estos selectos colegios. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, pasó por el Champagnat, un colegio fundado por los Hermanos Maristas, de origen francés.

 El ministro de Educación, Esteban Bullrich, fue alumno del Saint Leonard's.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, es egresada del St. Catherine's Moorlands School, un colegio laico que hasta 1998 era solo de mujeres, y que se destaca en la enseñanza del hockey sobre césped.

La lista la engrosan el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, egresado del St. George's College de Quilmes, "un colegio pupilo de varones fundado en 1898 por el reverendo J.T. Stevenson, pastor anglicano nacido en Sudáfrica", marca "El Otro Yo...".

Para cerrar la nómina de los principales funcionarios está el secretario de Comercio, Miguel Braun, quien salió de la St. Andrew's Scots School, fundada en 1838 por un grupo de inmigrantes escoceses.
















Multitudinario cierre de la Marcha Federal Educativa: Cientos de miles de maestros de todos los gremios docentes desbordaron la Plaza de Mayo. Reclamaron la apertura de la paritaria nacional y repudiaron los dichos de Macri sobre la educación pública.



martes, 28 de febrero de 2017

CABA: OTRA VEZ SIN VACANTES





Desasosiego en miles de familias. En la CABA, se acerca el inicio de clases, y se agudiza la crisis de la falta de vacantes en las escuelas, principalmente en el nivel inicial.


Decenas de padres y madres se autoconvocaron en las puertas del Ministerio de Educación porteño para exigir más vacantes en los colegios de la Ciudad de Buenos Aires, ya que según una de las madres que acamparon, “el año pasado once mil chicos se quedaron fuera del sistema y queremos saber por qué nuestros chicos no pueden ir a las escuelas”.

La amplia convocatoria tuvo lugar en la puerta del organismo (en la avenida Paseo Colón al 200), donde intentaron tener una reunión con funcionarios de dicha cartera, aunque sin el resultado esperado. Una de las madres de los chicos que estaba en el lugar, Valeria, le dijo a Crónica: “Estamos acampando acá porque no tuvimos ningún tipo de respuesta por parte del gobierno por el tema de las vacantes en los colegios. Somos miles de familias que estamos sin vacantes y ninguna explicación, ya que ningún funcionario vino a dar la cara, sólo apareció uno que dice no tener la solución para esto. El año pasado, once mil chicos se quedaron sin vacantes, o sea, estuvieron fuera del sistema y se quedaron sin poder estudiar”.


En los últimos años la problemática de la falta de vacantes se ha agravado. En el año 2014, hubo un déficit de 4.000 vacantes. En el año 2016, el propio Poder Ejecutivo reconoció que 11.000 niñxs se quedaron sin poder acceder a la educación pública.





Para el año 2017, el Gobierno de Larreta aún no comunicó la cantidad de niñxs sin vacantes, no existen cifras oficiales. En procesos judiciales, los funcionarios del Ministerio de Educación informaron que recién contarán con ese número el 9 de marzo, cuando las clases, habrían iniciado.

El PRO está en el gobierno hace 9 años, desde 2007, y no ha cumplido con el mandato constitucional mínimo del art. 24 que dispone que la Ciudad asume la responsabilidad indelegable de asegurar y financiar la educación pública, estatal laica y gratuita en todos los niveles y modalidades, a partir de los 45 días de vida hasta el nivel superior.




El Gobierno de la CABA, primero con Macri y ahora con Rodríguez Larreta, ha decidido continuar desfinanciando la educación pública y no avanzar con un plan de construcción de infraestructura a gran escala de acuerdo a las necesidades de la ciudad, incluso con sentencias judiciales que ordenaron la construcción de escuelas para solucionar estructuralmente la cuestión de la falta de vacantes.

Son cientos los amparos presentados en la Justicia porteña, y decenas las medidas cautelares otorgados por jueces, obligando a garantizar el acceso a la educación al Gobierno de la CABA.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...