Muchas de las fotos de este blog son de Ramiro Sisco con la comunidad Pilagá, en Las Lomitas, provincia de Formosa, Argentina.

martes, 2 de octubre de 2018

TERREMOTO EN EL NACIONAL BUENOS AIRES





Texto completo del discurso leído por las egresadas del turno mañana del Colegio Nacional Buenos Aires, de la promoción 2016, leída en su acto de entrega de diplomas el 28/09/2018 frente a autoridades, profesores, estudiantes y familiares. 

Con pañuelos verdes en sus muñecas y haciendo uso del lenguaje inclusivo, comentaron experiencias que "fueron y siguen siendo sumamente dolorosas".

"Venimos a denunciar la violencia institucional"

Somos un grupo de mujeres y disidencias egresades del turno mañana 2016. Venimos a denunciar la violencia institucional ejercida y avalada por la comunidad educativa hacia nosotres. Les pedimos que por un momento nos presten su atención dado que las experiencias que tenemos para contarles fueron y siguen siendo sumamente dolorosas.

Retrocedamos un poco en el tiempo, revivamos el año 2012. Tenemos doce o trece años e ingresamos a un establecimiento educativo que desde el primer momento nos impone normas de comportamiento que marcan una clara diferencia entre nosotres y nuestros compañeros varones cis, es decir, aquellos cuya identidad de género coincide con su sexo biológico. Como todas las mañanas, llegamos al Colegio y nos recibe el regente Guillermo Belleville. Nos hace comentarios sobre el largo de nuestras polleras, nos toca y nos besa, no nos computa los tardes si le caemos bien.

¿Es necesario detenernos a explicar por qué esto es inaceptable? Sigamos.

Año 2015. Tenemos quince o dieciséis años. Subimos las escaleras para llegar al aula y nos encontramos con Diego Riveiro, preceptor. Nos ofrece su servicio de masajes, evalúa junto a nuestros compañeros cuál es el mejor culo del año y les comenta “cómo se garcharía” a una de nuestras compañeras. También hay besos y manoseos que nos incomodan. Solo comentamos estos episodios entre nosotres en el baño durante el recreo.

Suena el timbre. Volvemos al aula y un grupo de varones toca la puerta para hacer una pasada de cara a las elecciones del centro de estudiantes. La Roxi, La Liga, Clan+Anticlán, Remate 5, La Popi, La Boba: año tras año, estos grupos -conformados principalmente por hombres cis-, se organizan bajo distintos nombres pero con un mismo objetivo: hacer del odio hacia las mujeres, las gordas, los gays, las lesbianas y disidencias, el eje de su campaña política. Estos grupos de varones recibieron los suficientes avales de parte de les estudiantes como para consolidarse como una entidad política más y en el proceso no hubo ni una sola norma del reglamento del Colegio que se viera quebrantada. Y es esto último lo que queremos poner de manifiesto: hay un sistema normativo imperante en este Colegio que da lugar a que asistamos a clases rodeades de carteles que predican, con total impunidad, que somos putas por disfrutar libremente de nuestra sexualidad, que somos objeto de consumo de nuestros compañeros. ¿O se atreverían a decir que no se percataron de que esto era una constante en nuestro día a día? ¿No era lo suficientemente llamativo el mural de “Gordas y vino” frente al Colegio? ¿No había siempre una autoridad presente en el aula mientras estos personajes se burlaban de nosotres?

Pero… ¿quiénes son esas autoridades a las que hacemos referencia? Suena el timbre otra vez, cambiamos de materia, tenemos matemática. Entra Jorge Blumenfarb -docente- y saluda a algunas de nosotras con un beso, nos toca la cintura. A sus favoritas nos pide que seamos “sus secretarias” o que le mandemos fotos de nuestras vacaciones por mail. A quienes no le agradamos nos denigra buscando complicidad con nuestros compañeros varones y haciendo comentarios sobre lo pronunciado de cierto escote: (ironía) ¿acaso no es evidente que nos vestimos de este modo para provocarlos? Nos toca celebrar la aprobación del código de vestimenta al mismo tiempo que aumenta la frecuencia e intensidad de los comentarios sobre nuestro modo de vestir.

Esta situación se nos presenta inabordable desde nuestro lugar de subordinades y en un acto desesperado decidimos acudir a nuestra tutora. La respuesta ante nuestro pedido de ayuda es nula: les tutores minimizan el asunto, se lavan las manos, se desligan de su responsabilidad. Nos dicen que no es posible hacer nada al respecto porque estamos denunciando a alguien que es amigo del vicerrector, Roberto Rodríguez –acusado de consumir pornografía infantil. Y es más, dicha tutora nos expone ante el mismo docente sin un mínimo de interés ante posibles represalias. A quienes estudiamos en este Colegio no nos sorprende que esto sea así: es harto conocida la inoperancia de les tutores en general y su habilidad excepcional para desampararnos y empeorar nuestra situación.

Volvamos al día de hoy. Diego Riveiro, quien fue nuestro preceptor, ocupa actualmente el cargo de regente y el docente Jorge Blumenfarb ahora es vicejefe del departamento de matemática. ¿Bajo qué concepto estas personas reciben una promoción en el escalafón educativo? ¿Qué méritos reconocidos los hicieron dignos de un ascenso? ¿Hasta cuándo van a perpetuar este sistema hostil que sigue empoderando a acosadores de menores, misóginos, violentos, mientras nosotres somos violentades y abusades en nuestra cotidianeidad?

El recuento de los horrores vividos a lo largo de los años excede lo que podemos poner en palabras en esta sola instancia. Nos estremece pensar que transitamos nuestro secundario -que crecimos, estudiamos, construimos conocimiento, desarrollamos nuestro pensamiento crítico- siendo violentadas tanto en el ámbito de lo académico como en el de lo personal. No nos olvidamos de Jorge Bottaro, profesor de informática, y la cosificación de la que nos hizo objeto. No nos olvidamos de Fernando Guarnaccio, docente de historia, y sus comentarios homofóbicos y misóginos. No nos olvidamos de Julian Lisczynsky, profesor de educación física, y sus distinciones entre rubias y morochas en las clases. No nos olvidamos del ex vicerrector, Agustín Zbar, que hace cinco años golpeó a una compañera en una sentada. Y NUNCA nos olvidaremos del director de esta orquesta, el rector Gustavo Zorzoli, que además expuso ante los medios de comunicación el caso de abuso de una compañera en el contexto de una toma con el fin de deslegitimar la medida de fuerza.

Regente, preceptores, docentes, vicerrectores, rector: ya no le tenemos miedo a sus sanciones. ¿Qué piensan de todo esto cuando se jactan de la supuesta excelencia académica que corre por estos claustros? ¿La violencia institucional también es uno de los pilares sobre los que se asienta el prestigio que reviste a este Aula Magna? Es evidente que no tienen una respuesta a estas preguntas porque nunca quisieron planteárselas:

Hacerlo implica cuestionar sus lugares de poder y aceptar sus falencias como educadores. No habernos escuchado fue una decisión política que hoy ya no pueden tomar. Les arrebatamos este espacio para brindarles esas respuestas que van a marcar el camino a seguir a partir de ahora. No vamos a tolerar que naturalicen sus prácticas violentas ni que sean cómplices por omisión de aquellos que las llevan a cabo. No vamos a tolerar que cuestionen nuestro modo de vestir, que nos humillen y expongan, que desoigan y minimicen nuestros reclamos, que pongan en duda nuestra palabra. No vamos a cargar con la responsabilidad y la culpa de las violencias que ustedes mismes ejercieron sobre nosotres por años.

Nuestras hermanas y compañeras que hoy habitan el Colegio son un ejemplo de lucha. Están transformando esta realidad con su rebeldía combativa. Nosotres no nos vamos a quedar atrás. Somos parte de la ola verde que va a arrasar con este sistema machista y patriarcal y que a ustedes los va a pasar por arriba si no son capaces de estar a la altura de nuestro movimiento.

Acá nos paramos firmes. Somos les invisibilizades de siempre, les violentades, les acosades, les abusades, personas trans, gordas, putas, gays, lesbianas, pero por sobre todas las cosas somos personas empoderadas.

Exigimos:

→ que se imparta una educación sexual con perspectiva de género: queremos hablar de
consentimiento y de placer;

→ que se aplique el Protocolo de acción institucional ante las situaciones de violencia de
género dictado en el año 2015;

→ un Departamento de Orientación al Estudiante con psicólogues capacitades para
acompañarnos en nuestro desarrollo y crecimiento personal, sin juzgarnos ni discriminarnos;

→ una revisión de los programas de cada materia que se ajuste a los tiempos que corren y que
incluya bibliografía feminista;

→ una reforma en el Reglamento del colegio, que nos ampare, nos defienda, que fomente la
igualdad y el respeto entre pares.

BASTA DE IMPUNIDAD ANTE LAS VIOLENCIAS. QUEREMOS QUE QUIENES HABITEN ESTAS AULAS EN EL PRESENTE Y EN EL FUTURO NO SEAN VÍCTIMAS DE SU NEGLIGENCIA.

ABAJO EL PATRIARCADO, SE VA A CAER.

¡ARRIBA EL FEMINISMO QUE VA A VENCER!




 ►  Mujeres y disidencias CNBA

Discurso de mujeres y disidencias de la promoción 2016 turno mañana del Colegio Nacional de Buenos Aires en su entrega de diplomas.







Carta de mujeres y disidencias - CNBA Promoción 2016 
Turno Vespertino

Carta escrita por 53 mujeres y disidencias de la promoción 2016 del Colegio Nacional de Buenos Aires leída en su acto de entrega de diplomas el 26/09/2018 frente a autoridades, profesores, estudiantes y familiares.



Madres y padres autoconvocados (MaPaC) del Colegio Nacional de Buenos Aires (CNBA) entregarán el jueves por la tarde una carta a las autoridades de la institución para manifestar el “apoyo incondicional” a las ex alumnas que hicieron, durante el acto de entrega de diplomas, graves denuncias de acoso sexual, abuso de poder y violencia institucional por parte de personal del Colegio, y para exigir que se investiguen las acusaciones que, en algunos de los casos, involucran a docentes en actividad. Ayer, después de que el mensaje de las chicas traspasara los muros del establecimiento más que centenario y levantara polvareda en todos los medios, la Universidad de Buenos Aires comunicó que decidió “asumir la competencia originaria de los hechos denunciados”, pese a que los directivos del colegio se habían amparado en que no había ninguna denuncia formal. Martina Miravalles, activa integrante del Mapac, dijo que las denuncias son “shockeantes” pero “no nos sorprenden porque desde que nos conformamos en 2016 venimos denunciando violencia institucional sin tener respuesta”.



► La presidenta del Centro de Estudiantes del CNBA, Juana Garay, sostuvo que “nos sentimos identificadas con la denuncia porque son situaciones que se siguen dando, no es algo aislado que le pasó a esa generación. Es sistemático el abuso de poder de las autoridades que les permite quedar impunes. A quienes íbamos a denunciar eran quienes nos estaban vulnerando, los que tienen que escucharnos son los mismos que nos acosan y vulneran, y es muy difícil generar una situación de confianza para hacer las denuncias”. Además, contó que cuando egresaron las chicas denunciantes “no existía en el Colegio la Secretaría de Género que hay ahora, que de a poco fue tomando cartas en el asunto. Aunque sólo para tratar situaciones entre pares, no entre estudiantes y adultos”.

También, explicó que “de los que fueron nombrados, Rodríguez fue desplazado el año pasado. El preceptor fue promovido a regente y el de matemáticas es subjefe de departamento, y hay situaciones de incomodidad de alumnas que están en el colegio con esas mismas personas”, y añadió que “adherimos a que los padres tomen cartas en el asunto, las nuevas generaciones decimos hasta acá llegamos. No es tiempo callar ni se puede ser neutral”.










domingo, 16 de septiembre de 2018

Moreno: Una Pueblada Gandhiana




En Moreno está pasando algo raro. Algo poco frecuente: una pueblada. Pero no es cualquier pueblada. Es una pueblada gandhiana. Y no hay un solo Gandhi. El Gandhi que dirige la pueblada de Moreno es colectivo. Son las docentes y los docentes del distrito.

En la historia argentina las puebladas son rebeliones colectivas. Suceden cuando un hecho impactante se monta sobre un mar de descontento previo. En 1972, en Mendoza, fue el tarifazo de la luz lo que unió a comerciantes, gremios docentes y la CGT local. A veces un crimen genera una pueblada, sobre todo si el Estado mira de reojo y no actúa. Pasó en enero de 1990 en Tres Arroyos, cuando el pueblo incendió 16 autos y tomó la municipalidad porque la policía no buscó a tiempo a Naír Mustafá, una chiquita de 9 años que al final apareció muerta.

La pueblada de Moreno, un distrito de 600 mil habitantes ubicado 36 kilómetros al oeste de la ciudad de Buenos Aires, comenzó el 2 de agosto, con una explosión de gas en la escuela 49. Mató de mañana muy temprano a la vicedirectora Sandra Calamano y a un auxiliar técnico, el carpintero Rubén Rodríguez. Los dos habían ido antes de su horario de trabajo para asegurar el desayuno de los más de 400 chicos y chicas de la escuela.

El Consejo Escolar, un organismo que en la provincia de Buenos Aires ejecuta funciones de infraestructura ordenadas por el Gobierno, estaba intervenido. El interventor Sebastián Nasif había sido designado por el director de Educación y Cultura de la administración bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny. En una acta-acuerdo firmada por Sánchez Zinny, por su interventor y por el intendente de Moreno Walter Festa, quedaba bajo responsabilidad del interventor nada menos que el gas. El gas que terminaría matando a Sandra y a Rubén.

Primera característica de la pueblada: el gremio mayor, el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires, Suteba, no planificó pueblada alguna. En ese sentido podría decirse que el movimiento fue organizado y a la vez de crecimiento natural.

Segunda característica: el Suteba desde un primer momento amplió el asunto hacia afuera del universo de sus representados. Quizás por eso terminó siendo pueblada.

Tercera: las madres y los padres con alumnos en los 270 centros educativos se involucraron personalmente. Entendieron lo que pasaba, vieron el miedo en la cara de los docentes y compartieron ese miedo. Todos se estaban dando cuenta de que las escuelas, ese lugar de abrigo, se habían convertido en un sitio peligroso. Si el estallido de la 49 hubiera ocurrido una hora después, habría sido incalculable la cantidad de víctimas por la explosión.

Cuarta característica de la pueblada: el Suteba, con su secretaria general Mariana Cattáneo a la cabeza, permitió que otras organizaciones fueran participando de las marchas y del acampe frente a la sede del Consejo Escolar y en todo momento controló los métodos de protesta. En Moreno no hubo una piedra arrojada al aire. Ninguna provocación salió jamás de los manifestantes. El autocontrol resultó tan fuerte como la masividad de las marchas, las concentraciones y los festivales organizados para mantener el ánimo y conseguir comida.

Quinta: en un hecho inédito, los directores y directoras, un nivel clave de la enseñanza que está a tiro de sumario de la administración provincial, se autoconvocaron. No formaron un gremio propio. Lo hicieron de hecho. Y lo mantuvieron. Quieren soluciones para las escuelas.

Sexta característica: el gobierno de María Eugenia Vidal o despreció a los docentes, al no llamarlos ni siquiera después de las dos muertes, o se burló de ellos. Ejemplo de lo segundo es la actitud de Sánchez Zinny cuando se apareció dos veces en instituciones educativas sin darse a conocer. La primera vez fue de incógnito a la mismísima escuela 49, donde lo reconoció el maestro Hernán Pustilnik, y la segunda a un congreso de pedagogía en el partido de Almirante Brown. Pustilnik es el mismo docente que constató durante una reunión paritaria en La Plata que las autoridades ni preguntaron por sus amigos muertos ni amagaron con expresar sus condolencias. Incluso entró a esa reunión luego de que, después de ser rechazado, debió ser admitido porque el secretario de Suteba Roberto Baradel emplazó al equipo de Sánchez Zinny: “O entra él como mi asesor o no hay reunión”.

Séptima: ni el gremio docente, ni la comunidad ni los directores autoconvocados se pegotearon con el intendente Walter Festa, un camporista a quien Vidal se obstina en convertir en contrincante como si el blanco no hubieran sido los docentes.

Octava característica: el apoyo de la comunidad es cada vez más amplio. El miércoles último se acercaron a los docentes también los empresarios de la unión local de Moreno.

Novena: docentes, madres y padres mantuvieron un sistema de alimentación para los chicos, básicamente con ollas, mientras seguían dándoles conocimientos para que la desidia oficial no les arruinara el año.

En medio de este tablero fue que una fuerza definida por Mariana Cattáneo como “grupo de tareas” (ver más información en la página 9) hizo pintadas reclamando de modo amenazante que los docentes volvieran a trabajar en las escuelas-bomba. El corolario fue el secuestro de la maestra Corina de Bonis, a quien le grabaron con un punzón “Olla no”. Como hicieron los nazis con la estudiante judía Graciela Sirota cuando en 1962 le grabaron una svástica en el pecho.

PáginaI12 buscó saber si existe un plan detrás de la pueblada. La conclusión es que sus protagonistas ni siquiera llaman de ese modo, ni de ningún otro, a lo que hacen todos los días. Que tampoco lo hacen creyendo que así van a precipitar la salida adelantada de Vidal o del propio Mauricio Macri. Que se sienten ninguneados y no escuchados. Y que esperan un resultado concreto tras las declaraciones de Vidal sobre que el ataque a Corina De Bonis marcaba un límite.

Este diario no tiene información propia sobre quién torturó a Corina. Pero es público que ni Vidal ni Sánchez Zinny ni Macri se hacen cargo de la catástrofe escolar de Moreno y de otros distritos.

¿Será que la pueblada molesta? ¿Será que molesta más todavía cuando es pacífica y ni siquiera fue planificada? La situación en Moreno recuerda los versos de Alfredo Zitarrosa en sus “Diez décimas de saludo al público argentino”. Dice una estrofa: “No hay cosa más sin apuro que un pueblo haciendo la historia./ No lo seduce la gloria/ ni se imagina el futuro./ Marcha con paso seguro,/ calculando cada paso/ y lo que parece atraso/ suele transformarse pronto/ en cosas que para el tonto/ son causa de su fracaso”.

Hay gente dispuesta a inyectar miedo en la lucha autocontrolada de Moreno. Gente a la que seguro no le gusta Zitarrosa. Ni Gandhi, el líder de la desobediencia civil no violenta contra el imperio británico asesinado hace 70 años.








lunes, 10 de septiembre de 2018

ODIO x aquí, ODIO x allá





Uno de los dramas que vive la Argentina es el odio instalado. Ese que sienten, sobre todo, las burguesías tanto de Capital como de provincias; las clases medias y medias bajas con aspiraciones de ascenso social; y sin dudas la oligarquía y obviamente los contentos. Quizás haya más, pero básicamente estos núcleos componen el voto macrista y comparten la esperanza de que el actual gobierno se mantenga y repita.

Podría ser no cuestionable el odio en sí. Que lo sufra quien lo sienta. Pero lo preocupante y doloroso en la Argentina de hoy es el odio social extremo, irracional, absoluto, inducido con malevolencia. Odio injustificado, desde ya, y absurdo, porque a los odiadores no se les ha hecho daño. No se los afectó en bienes o derechos. Al contrario, de 2003 en adelante la vida les fue y es propicia, y para muchos fenomenal en lo que va del milenio: ganaron dinero, ascendieron socialmente, viajaron, se beneficiaron con casi todas las leyes y decisiones del gobierno anterior.

Y sin embargo odian. Y a su manera también sufren, porque no ha de ser grato vivir odiando, puesto que el odio, como ya se dijo en esta columna, es un sentimiento inferior. Una enfermedad. Les inocularon el odio, y ahora parece que no saben qué hacer con tanto odio extraño, que se diría que es un odio neogorila, como un resentimiento contra natura.

Así, constituye una paradoja extraordinaria que millones de compatriotas que podrían sentirse justificadamente resentidos, en general no lo están y no odian. Habrá más de uno que sí, desde ya, pero en general los pobres, los marginados, los afectados por tanta bestialidad oficialista, no odian. Están con bronca, eso sí, y mucha, porque no es grato ni sencillo bancar tanto atropello. Pero no odian.

Es realmente curioso que los que odian son los ricos. Que son además los que niegan este sentimiento. Yo no odio, te dicen, pero ni ellos se lo creen. Quizás temen que se les acabe la fiesta. Que se va a acabar, sin dudas, más temprano que tarde. Entonces niegan.

Tod@s vemos la realidad espantosa y cruel que vive la Argentina. Ell@s también. Y acaso odian más por eso mismo.

Oligarcas, ricos y contentos están resentidos y tienen miedo. Saben que el pobrerío es inextinguible pero apuestan a eliminarlo. Raro, pero es lo que hacen. Que se mueran, dicen. Son negros, indios, vagos, lacras, que se mueran todos, dicen. Acabemos con el peronismo, los cabezas, los grasas militantes, los choripaneros, los sucios y feos. Y lo desean en serio, aunque no lo pronuncien. Aunque algunos sí, cuando el odio los desborda. El desprecio del odiador no tiene límites.

Pero la mayoría de ellos niega, mira para otro lado. La herencia recibida, dicen. Se robaron todo. Y aceptan cada invento de los mentimedios y la “justicita” oficial: Nisman, López, las fortunas ocultas de CFK, las fotocopias de cuadernos que nadie vio y demás fantasías que se urden en Comodoro PRO. Y ni se diga las mentiras y tropiezos lingüísticos de un Presidente que en general no sabe lo que dice. Le creen todo, incluso que lo peor ya pasó.

Y es claro que es paradojal y asombroso: gente rica enferma de odio porque “los pobres no los dejan vivir tranquilos”. Hasta parecería chistoso.

¿Será que no ven la realidad? ¿Que no la quieren ver? No. No es eso. Cierto que algunos, muchos, no ven nada, están ciegos. Pero otros, quizás la mayoría, sí ven lo que sucede. Pero la cuestión con oligarcas, ricos, gorilas y contentos no es que vean o no la realidad social; es que no les importa. Y el sufrimiento ajeno, a algunos contentos, hasta les causa placer. Hay gente así. Convivimos con ellos.

Por supuesto que no son tod@s iguales. Hay quienes se dan cuenta, incluso quienes sienten culpa. Hay también los que reaccionan y cambian sus pareceres. Son los mejores, los recuperables porque les queda sensibilidad. Y un patriotismo chiquito, también.

El problema verdadero es que oligarcas hay pocos y casi no circulan. Lo que más se ve son caricaturas, especuladores, gerenteo engreído, arribistas puntaesteños, tilingaje de mayoreo y menudeo. Pero son muchos, y reconocerlo es imperioso. Un 30 por ciento bastante macizo que aparece en todas las encuestas, casi sin fisuras y electoralmente sustantivo. Mientras que el campo nacional y popular es un territorio amplísimo pero con exceso de alambrados separadores. Y con un rey muerto, una dama que no se decide al jaque mate y demasiadas torres y alfiles con ambiciones dispersas, algunas de ellas sospechosas, y pocos peones sobre el damero.

Entonces se entiende que el Gobierno goce de impunidad. Aun flaco y cascoteado, sigue su obra destructora sin inmutarse. Vean las caras de Caputo, Dujovne, Peña Braun, Vidal, Larreta, Quintana y cuantimás. Seguro que los va a despeinar la Historia, pero no, por ahora, los vendavales. Entonces y por eso siguen adelante con la tarea que se, y les, impusieron: endeudar al país hasta fundirlo, liquidar todas las legislaciones laborales y sociales, entregar los grandes recursos (agua, petróleo, litio, oro y plata), restaurar y fortalecer el latifundismo transnacional en nuestro territorio, abandonar la Antártida y el Atlántico Sur, Malvinas incluidas, asentar tropas imperiales en nuestro territorio apuntando hacia adentro y hacia Bolivia, reorganizar un aparato represivo capaz de cualquier ferocidad y con todo eso, finalmente, liquidar el monstruo más temido durante 70 años: el peronismo.

La vieja frase “sólo el pueblo salvará al pueblo” tiene vigencia, y más que nunca. Sin odio, pero con huevos y ovarios y con organización (que es perfectamente posible), un día de estos con una conducción blindada en los principios, la honradez y el amor a la Patria los vamos a desplazar para la gran tarea restauradora. Por nosotr@s y las generaciones venideras, recuperaremos el poder ahora en manos del malandraje odiador, por la vía magnífica y siempre imbatible del pueblo argentino: el voto popular, en papel y contado uno por uno. Ésa es la tarea.







viernes, 17 de agosto de 2018

CAMBIEMOS: NEGOCIOS CON ESCUELAS





Tras la muerte evitable de una vicedirectora y un auxiliar en una escuela en Moreno, y luego de que se constatara que el estado de ese colegio no era la excepción sino más bien la regla, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal podría haber optado por echar a su director de Escuelas, al interventor del PRO en el Consejo Escolar, tomar medidas para que no vuelva a ocurrir. En lugar de eso, primero mantuvo silencio, luego acusó a otros sectores de hacer una “utilización política de la tragedia” y por último volvió a la carga y culpó de todo al kirchnerismo. Es una estrategia que le funcionó toda su carrera política, así que ¿por qué cambiar ahora?

En tanto, Horacio Rodríguez Larreta, que observa con interés el desarrollo de esa crisis de su eventual competidora por la sucesión de Macri, tiene varias cuentas por saldar con los colegios porteños, que presentan desde aulas inundadas hasta paredes electrificadas. Mucho tiene que ver con que el sistema que diseñó el macrismo para arreglar las escuelas saltea a las cooperadoras y deposita todo el dinero público en empresas privadas que no siempre cumplen.

La situación de las escuelas no es novedad para los docentes y tampoco debería serlo para quienes hayan seguido de cerca la carrera de Mauricio Macri como jefe de Gobierno, que llevó bien alta la bandera de la subejecución en las partidas de infraestructura escolar. Solo mejoraron cuando el macrismo las usó de pretexto para vender terrenos públicos, como los de Catalinas Norte. En sus épocas de legislador, Marcos Peña consiguió aprobar una ley que declaraba la emergencia edilicia en las escuelas. Con esa herramienta, al llegar al poder en diciembre de 2007, Macri contó con la posibilidad de eludir licitaciones y hacer contrataciones directas, al tiempo que le quitaba subsidios a las cooperadoras escolares.

En sus tiempos como ministro de Educación porteño, Esteba Bullrich perfeccionó el mecanismo de contrataciones con la Sistema Global de Mantenimiento (SIGMA). La clave de ese sistema era que el mantenimiento de las escuelas quedaba en manos de empresas y en ningún caso intervenían las cooperadoras. De hecho, les negaron a las cooperadoras todo acceso a los contratos para ver cómo se mantenían las escuelas. Jugando con esa ignorancia, muchas empresas no hacían determinadas refacciones porque sostenían que no estaba en el contrato. A la par, Bullrich supo lanzar una campaña de marketing que hablaba de 923 obras resueltas. Cuando uno se metía en el desagregado de las obras, se podía ver –por ejemplo- que consideraban una “obra” destapar un inodoro. No se sabe que Bullrich le haya escrito un poema a esto, pero quién te dice. Los propios informes técnicos del Gobierno alertaban en 2010 sobre cables pelados, problemas de mamposterías y paredes con humedad en escuelas que recibían capas de pintura y otras atenciones cosméticas.

Según relevó la comunera Julieta Costa Díaz, las empresas encargada de esas refacciones, que renovaron contratos durante la gestión de Larreta, ya con Sol Acuña como ministra de Educación son las que se pueden ver en este cuadro:




En todos los casos, el contrato es por los 4 años del mandato de Larreta. La primera de la lista es SES S.A., que pertenecía al “hermano de la vida” de Macri, Nicolás Caputo. La vendió para alejarse del escándalo público que implicaba la cantidad de contratos que tenía con el Gobierno porteño. La segunda, Mig S.A., tuvo varios contratos conjuntos con la empresa de Caputo. Otra de las empresas es Planobra, que pertenece al Grupo RHUO (Recursos Humanos Organizados). Son nombres que se repiten una y otra vez en la obra pública porteña.

Pero la que se destaca por haber ganado en 5 comunas es Mejoramiento Hospitalario S.A., una empresa que pertenece al Grupo Petersen, de Enrique Eskenazi. En la comuna 13, según recordó Costa Díaz, esa empresa fue la responsable, en 2014, de dejar veneno para ratas en un comedor escolar de Villa Crespo, lo que llevó a que 8 niñas y niños de primer y segundo grado tuvieran que ser trasladados al hospital Gutiérrez. “En ninguna cabeza puede caber que después de semejante error la empresa pueda volver a ser contratada por el Estado. Pero pareciera que para Cambiemos esto es posible”, advirtió Costa Díaz, quien recordó que la corporación que la controla fue una de las aportantes a la Fundación Suma, de Gabriela Michetti. Hoy tiene contratos en la Ciudad por más de 180 millones de pesos.

La comunera advierte, en base a un relevamiento a comienzos de este año, que la actividad de esta empresa es altamente deficiente y el control estatal, prácticamente nulo. Costa Díaz señaló que se pudo registrar:

* Que se cayó el cielorraso en la escuela N°7 DE 9

* Se cayó un ventilador sobre los bancos del Normal 10.

* En las salas de 2 y 3 años del Jardín de esta última escuela, las paredes se encuentran electrificadas a causa de las fuerte lluvias

* En la escuela N° 10 DE 10° se hizo una negligente limpieza del tanque de agua, que desbordo y arruinó los libros de la biblioteca. También hay aulas inhabilitadas producto de la falta de control de las cubiertas.

* En la escuela N° 12 DE 9º también se desprendió parte del techo del comedor y hay filtraciones.

Otros reclamos en la zona que son de larga data incluyen la recuperación de la fachada de la escuela N°4 DE 10, la refacción del baño de la escuela N°13 DE 9; la refacción de los pisos de la sala de música y la terminación de la obra de electricidad iniciada en 2013 en la escuela 12 DE 10, entre otras. Se trata tan solo de una muestra de otros reclamos que, por toda la Ciudad, suelen llevar los gremios docentes a la gestión PRO. O de los que releva la Auditoría porteña.

Sin ir muy lejos, la semana pasada tuvieron que evacuar un jardín maternal por un incendio, pese a que la Auditoría había advertido sobre las graves falencias que tenía. Tras la evacuación, se supo que las cunas no son aptas para esas situaciones, que la rampa está rota, que la única salida de emergencia estaba justo donde se incendió el poste de luz y que sigue sin tener gas. Después de la tragedia de Moreno les mandaron un inspector de gas. Habrá sido para cerciorarse de que jamás estarán calefaccionados.





viernes, 27 de julio de 2018

PELIGRA LA AGRICULTURA FAMILIAR





El campo concentrado está ganando a costa de quienes no fuimos invitados a la fiesta

Organizaciones de pequeños productores, agricultura familiar, campesina e indígena de todo el país platean la crítica situación productiva, económica y financiera que atraviesan las familias del sector.

La última medida fue congelar el Monotributo Social Agropecuario y eliminarlo definitivamente. De este modo el Ministerio de Agroindustria quitó la posibilidad de que el pequeño productor sea reconocido como un sujeto que invierte, produce y comercializa, y se le quita el derecho a gozar de la Obra Social y la Jubilación. Era la única herramienta de regularización del trabajo que el Estado tenía para el sector...


Repudio a las políticas neoliberales que destruyen a la agricultura familiar, campesina e indígena

Con un gran acompañamiento se llevó a cabo, este jueves 26-7, la jornada de lucha provincial chaqueña denominada “Agricultura Familiar de Pie”, en la que participaron las y los trabajadores nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE- Chaco), productores, campesinos y organizaciones sociales. En la oportunidad se rubricó un documento que será remitido a la Cámara de Diputados de la Nación para que los y las legisladoras interpelen las medidas del Gobierno Nacional.

“Desde ATE Chaco repudiamos las políticas del Gobierno Nacional en detrimento de una parte de la sociedad muy vulnerada como es la relacionada a la agricultura familiar, campesina e indígena”, aseguró el secretario general de ATE Chaco, Mario Bustamante.

Acompañamos la voz de las y los productores que piden la reincorporación de las y los técnicos profesionales que fueron despedidos de la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF), dejando al sector en completo desamparo ante la embestida del gobierno neoliberal...

      → 
      “El Gobierno Nacional castiga fuertemente al sector de la agricultura familiar. Los despidos masivos, la quita de presupuesto para el sector, el desmantelamiento de los equipos técnicos territoriales reflejan el desinterés del Gobierno en las políticas para la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena y ponen en riesgo la seguridad y soberanía alimentaria de nuestro pueblo”





martes, 8 de mayo de 2018

El Discurso MM: Filosofía y Zapatos de Goma





Los discursos de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner tenían densidad argumentativa. Los mensajes requerían una escucha atenta, con prescindencia de compartirse o no su contenido. Los oyentes estaban obligados a realizar un mínimo esfuerzo intelectual para decodificar el discurso. Por el contrario, los principales líderes de la Alianza Cambiemos manejan un registro diferente. La mayoría de los mensajes son simples, consignistas y vacíos de contenido. Es conocida la influencia de Jaime Durán Barba en el moldeado del discurso oficial.

El lenguaje duranbarbesco desecha las explicaciones técnicas y racionales. En su libro El arte de ganar, el consultor ecuatoriano recomienda invocar a los “sentimientos, no a la razón. Los humanos somos simios con pretensiones cartesianas”. “Debemos tratar de que nuestro mensaje provoque polémica. Más que perseguir que el ciudadano entienda los problemas, debemos lograr que sientan indignación, pena, alegría, vergüenza o cualquier otra emoción”, agrega Durán Barba.

En ese marco, la proliferación de mensajes típicos de manuales de autoayuda no es ninguna casualidad. Los valores culturales implícitos, en la mayoría de esos textos, tienen puntos de contacto con la ideología macrista. Por ejemplo, la idea de que las soluciones son individuales y no colectivas. El fomento al emprendedurismo es congruente con esa filosofía. Bajo esa lógica, los sectores vulnerables son responsables de su situación personal. Así, la exclusión social es resultado de que los pobres “no se esfuerzan lo suficiente”/”no les gusta trabajar”.

Esa visión superficial e invidualista no es ajena a la cultura empresarial. En los últimos años, las empresas multiplicaron la organización de eventos internos (charlas motivacionales, talleres de pensamiento positivo) que rescatan ese tipo de espiritualidad no religiosa. La filosofía zen convive en armonía con la maximización de la tasa de ganancia privada o la adopción de planes de ajuste en el sector público.

Uno de los laderos presidenciales que fomenta ese enfoque es Alejandro Rozitchner. El hijo del reconocido icono de la nueva izquierda argentina en los sesenta (el filósofo León Rozitchner) ingresó al macrismo a través de la Fundación Pensar. El actual asesor presidencial sostiene que “el pensamiento crítico es un valor negativo; lo más importante no es criticar la sociedad y señalar sus defectos; entusiasmarse, las ganas de vivir, son más importantes que el pensamiento crítico”. Rozitchner acumula en su haber una larga lista de frases insólitas. Una de ellas fue cuando afirmó que este gobierno “es como Batman y va a seguir haciendo un montón de cosas porque todo va a salir bien”.

El protagonismo asumido por este filósofo, que acumula fuertes rechazos en el ambiente intelectual, no deja de ser símbolo del clima de época. “Más allá del personaje, su mundo es eco de una sensibilidad establecida a costa de un proceso de masificación que tiene que ser asumida como parte del individualismo contemporáneo realmente existente que nos toca vivir y con el que cualquier proyecto político futuro va a tener que dialogar, convencer e interpelar si quiere tener algún tipo de vocación de masas”, analiza Nicolás Viotti en “Alejandro Rozitchner y la cultura del entusiasmo. Tu conflicto es un bajón” (Revista Anfibia).

drubinzal@yahoo.com.ar

@diegorubinzal





Lea También...









sábado, 21 de abril de 2018

LOS NENES con los nenes, LAS NENAS con las nenas




Me dejó un mensaje una amiga enojada, no, aterrada. Me cuenta que su hija de siete años fue al cumpleaños de una compañera donde después de jugar un rato, separaron a nenes de nenas. A los varones los pusieron a jugar al fútbol y a las nenas… las llevaron a una sala de “spa”. Les pusieron cremas, las maquillaron y les dieron ropa para disfrazarse de adultas. Luego, las chicas fueron llevadas para desfilarles a los varones que habían terminado de jugar a la pelota. Caminaban de un lado a otro con música de fondo que la animadora subía y bajaba a pura palma. Ellos las aplaudían o abucheaban según el caso.

La hija de mi amiga llegó a su casa maquillada y feliz: la habían aplaudido. Le contó a su mamá cómo fue la tarde. Le dijo que había sido el mejor cumpleaños de todos. Mi amiga juntó calma como una gladiadora zen (admirable), le preguntó qué pasaba si algún varón quería disfrazarse, por ejemplo, y la hija le contó que la animadora proponía eso cuando un varón hacía lío: “Si no te sentás, te ponemos el vestido de Frozen…”.




La práctica de spa para nenas y fútbol para varones ya la había escuchado, la ofrecen muchos salones de fiestas infantiles, está de moda. En Recoleta, en Flores, en La Plata y en Córdoba. Pero no conocía el nivel de detalles con el que los salones, animadores y padres marcan normativamente a sus pequeños invitados.

Mi amiga me cuenta que se juntó con otra madre y que quieren organizar una reunión de padres (porque “reunión de familias” nadie dice) en su escuela estatal del barrio de Caballito para hablar sobre este tema. Porque no es el primer cumpleaños donde los juegos reproducen y refuerzan prácticas de desigualdad que afectan a las biografías de niños y niñas y de aquellos que no se sienten incluidos en el binarismo. Me pide libros y videos para reformar su exposición.

Es entonces que pienso en la importancia de volver una y otra vez a hablar de la Ley de Educación Sexual Integral, la madre de todas las luchas. Para que la educación sexual sea parte de la currícula cotidiana de los chicos y chicas y no una ley semi olvidada por un Ministerio de Educación de la Nación que desfinanció al programa encargado de aplicarla. Que no forma docentes y que no compra materiales para las escuelas. Volver, una y otra vez, a la importancia de hablar de la querida ESI para problematizar y terminar con estas prácticas que imponen gustos y juegos según el sexo biológico, que legitiman la cosificación de la mujer y proponen un vestido a los varones como escarnio público.

En octubre se cumplen 12 años de la Ley ESI (PROGRAMA NACIONAL DE EDUCACION SEXUAL INTEGRAL, Ley 26.150), no dejemos de exigir su cumplimiento en todo el territorio nacional, en todos los niveles de enseñanza en todos los establecimientos educativos.

Sin ESI no hay #NiUnaMenos.


Cumpleaños infantiles y patriarcado: Un matrimonio difícil de disolver

Gabriela Larralde
Escritora e investigadora, autora del libro Una poética del género. Guía de lecturas para abordar la Ley de Educación Sexual Integral, que saldrá en agosto por Paidós.








jueves, 19 de abril de 2018

Debate sobre el aborto en el Congreso





El Gobierno aceptó abrir en la Cámara de Diputados una discusión sobre la despenalización del aborto. El proyecto propone legalizar la interrupción voluntaria de embarazos hasta la semana 14 de gestación. Según aseguraron desde el oficialismo, la iniciativa por el aborto legal, seguro y gratuito que se presentó en la Cámara baja se debatirá durante "dos meses" en un plenario de cuatro comisiones y, en caso de obtener dictamen, estaría listo para ser incorporado a una sesión en el recinto para su votación.

Dentro de Cambiemos son pocos los diputados que se mostraron a favor de la despenalización; sin embargo, legisladoras opositoras señalaron que son optimistas respecto de la aprobación de la normativa, que según ellas, se centra en derechos de la mujer aún no reconocidos.

La diputada de Libres del Sur, Victoria Donda, aseguró que la llegada del proyecto al Congreso "tiene que ver con la gran aceptación que tiene en la conciencia de la sociedad". Tras sostener que tiene "muy buenas expectativas" en cuanto al tratamiento de la norma, postuló que desde su espacio pretenden "que el aborto sea legal para que las mujeres pobres no mueran y para sacarnos a todas el peso de la clandestinidad".

A la hora de poner a la luz esta cuestión, según Donda, "se ponen en juego diversas cosas: beneficios económicos; la idea de la sociedad que se quiere construir; la conciencia de que las mujeres siguen abortando esté prohibido o no, la diferencia es que las pobres son las que se mueren". Además, resaltó que "se pone en juego el rol de la mujer en la sociedad".

Desde el Frente para la Victoria, la diputada Mayra Mendoza sintetizó que con este proyecto "se pone en juego el reconocimiento o no de muertes evitables y, básicamente, el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo".

Mendoza reflexionó acerca de la discusión y aseguró que "este debate habla de la sociedad en la que vivimos: patriarcal, machista"...  "Aquellos que obstaculizan el debate y no quieren que este tema avance, están a favor del aborto clandestino"... "El aborto existe, se mueren las mujeres más pobres, en condiciones completamente indignas. Hoy hay muertes de mujeres que son evitables si podemos garantizar el acceso a la salud pública de las mujeres que abortan. La clandestinidad es riesgo para quienes no pueden pagar. Éste es un tema de salud pública".



Debate sobre el Aborto en el Congreso - Claudia Piñeiro





Debate sobre el Aborto en el Congreso - Dario Sztajnszrajber





Debate sobre el Aborto en el Congreso - Muriel Santa Ana





Debate sobre el Aborto en el Congreso - Mariana Carbajal





Debate sobre el Aborto en el Congreso









martes, 17 de abril de 2018

Chau Paneras, Hola Ajuste





El viernes 13 de abril, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó el nuevo menú escolar para las escuelas primarias y secundarias de la Ciudad, que incluye más frutas y verduras, y menos pan y pastas. Por eso el nombre: “Chau paneras”.

“Con esto estamos cuidando mejor a nuestros chicos”, sostuvo el Jefe de Gobierno, acompañado por el vicejefe, Diego Santilli; la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, y el nutricionista Alberto Cormillot. Durante el lanzamiento se resaltó que el nuevo menú tiene más ensaladas, frutas cuatro veces a la semana y ensaladas de frutas con menos azúcar agregada. Más legumbres, más carne de cerdo y menos productos industrializados, ya que se eliminan el medallón de pollo y las salchichas, y se incluye la tortilla de verduras.





Este lunes 16, comenzó a implementarse el nuevo plan, pero las críticas no tardaron en surgir. Falta de reemplazos al pan y raciones más chicas, entre las quejas más escuchadas.

 El primer plato del nuevo menú, para el almuerzo de los lunes, señala que se sirve en los comedores escolares “ternerita guizada, arroz con manteca y queso y fruta de estación”. Varios docentes pusieron en circulación fotos del plato: con predominancia de arroz blanco y zanahorias, y algo de carne. Pero sin pan, de acuerdo a “Chau paneras”.

Los docentes nucleados en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) advirtieron mediante un comunicado...

“Sabemos que el solo hecho de sacar el pan de la mesa es un simple recorte y no un mejoramiento de la calidad alimentaria, dado que las prohibiciones y las restricciones no son las acciones educativas que propiciarían la concientización y educación alimentaria” 

Y agregaron:

 “Para quienes transitamos las escuelas es claro que el pan sirve para cubrir muchos déficits que presenta el servicio de las concesionarias: ante el achicamiento de raciones, falta de comida por imponderables, muchas veces el pan se convierte en un recurso complementario en la alimentación”.

En muchas escuelas porteñas hubo mensajes a los padres o directamente carteles pegados en la puerta, advirtiendo sobre el cambio de menú. “Familias, a partir de hoy los niños/as no comerán pan en el almuerzo. El Gobierno de la Ciudad y la ministra de Educación dicen que hay obesidad”, se lee en la puerta de una escuela de San Telmo.

En el Normal 5 de Barracas, en tanto, el primer día bajo el nuevo plan alimenticio llegó sin reemplazos para el pan quitado, según denunció uno de los docentes. “Supuestamente se amparan en Ley 3.704, de 2010 – de alimentación saludable- y dicen que hay un problema de obesidad y hay que sacar el pan. Pero no lo reemplazaron. Al menos en el día de ayer que fue el primero”, señaló Federico Puy, docente y delegado de ATE por la Lista Marrón. Puy agregó: “Lo que notamos es que hay mucha hambre. Lxs chicxs se pelean por las viandas. Vienen con indicaciones de los padres de pedir una vianda más. El Gobierno lanza “Chau paneras” pero no aumenta raciones y la comida no es de calidad”. Acompañó su explicación con una foto del menú del día: medallón de pescado, que sigue presente en el nuevo menú pese a que se reemplazó el medallón de pollo con el argumento de incorporar alimentos más saludables.

El nuevo menú no sólo aplica para los almuerzos, sino también para las viandas que se sirven como desayuno o merienda en las escuelas públicas porteñas. En el segundo día de implementación de “Chau paneras”, la vianda pasó de un sándwich de pan blanco con una feta de mortadela y otra de queso, a un sándwich de pan negro con dos fetas de queso.

En tanto, Puy adelantó que la diputada porteña Myriam Bregman presentará un proyecto de universalización de comedores: para que por un lado dependan del Estado y no de empresas tercerizadas, y para que además estén disponibles para todos y todas los estudiantes. “Hablamos de universalización porque hoy los chicos para pedir comedor y vianda tienen que anotarse por internet y pasar por cuestiones administrativas. En los sectores populares es complicado –remarcó el docente- Y tenés que fundamentar que vivís en una villa o no tenés laburo, tenés que demostrar ser pobre. Nosotros decimos que sea para todos por igual y que las familias que no lo necesiten, no lo usen”.




Los docentes y directivos de establecimientos escolares denuncian que estos alimentos que se quitaron nunca fueron reemplazados, sino que lxs chicxs sufrieron lo que sería ¿un ajuste?

Nueva Ciudad


martes, 13 de marzo de 2018

EL ISAURO ARANCIBIA FUE DEMOLIDO




Esta es la oficina para inscribir a los pibes en el año lectivo 2018



El Isauro Arancibia se creó hace 20 años en el barrio porteño de San Telmo para garantizar el derecho a la educación de los chicos en situación de calle de la zona. En su recorrido, cambió de sede tres veces, luchó y logró un edificio propio en la esquina de Cochabamba y Paseo Colón, incorporó jardín maternal, primaria y secundaria de doble jornada, talleres de oficios, 50 trabajadores de la educación; en fin, creció hasta ser una escuela hecha y derecha. Pero el Gobierno porteño ha intentado siempre destruirla...


Esta esquina ERA el Isauro Arancibia...


En 2014, la amenaza del Metrobus ya estaba latente. Carlos Regazzoni, entonces subsecretario de Gestión Económica Financiera del Ministerio de Educación porteño, se apersonó en Paseo Colón 1318 y les prometió a los chicos que el Centro no se iba a demoler.

"Los estudiantes lo hicieron firmar en el libro de actas. Nosotros enseñamos el valor de la palabra, pero para otros no valen nada", reflexionó Susana Reyes.


Esto es AHORA...


Durante 20 años cada estudiante, maestro y maestra que se incorporó al Isauro sumó un anhelo y así, colectivamente, fuimos construyendo este gran sueño "pedagógico". La escuela Isauro Arancibia se transforma permanentemente y no se limita paredes adentro de la escuela, las traspasa hacia las calles, hacia los barrios.

Este hermoso proyecto que alberga 300 estudiantes en tres niveles educativos, con formación para el trabajo, emprendimientos productivos y talleres de arte parece que está destinado a pelear siempre por su espacio físico, por su edificio. Esta lucha la venimos librando desde el inicio. Pasamos cuatro mudanzas en distintas entidades alojantes hasta que conseguimos en el 2011 que el Ministerio de Educación cediera al Isauro el edificio de Paseo Colón 1318.

Los estudiantes que vienen a la escuela están en situación de calle, muchos duermen sobre Paseo Colón debajo de la recova. La escuela es su referencia, es un lugar seguro en todo sentido. Desde el 2011 cada inicio de clase debíamos mudarnos al piso de arriba o al de abajo porque nunca terminaban de mejorar las condiciones edilicias.

Luego apareció el Proyecto Metrobus y decidieron que necesitaban demoler el Isauro para poder llevarlo adelante. Toda la comunidad educativa se puso al frente de esta lucha en defensa del espacio, trabajamos intensamente el eje de ciudadanía en cada acción. Todas las batallas las llevamos adelante acompañados del sindicato, organizaciones sociales, vecinos y amigos.

La justicia dictó un amparo y obligó a poner la escuela en condiciones, también estuvimos en obra, mudando las cosas de un lugar a otro. Todos estos movimientos implicaron pérdidas de materiales de trabajo, algunos muy costosos y ninguna autoridad se hizo responsable.

Finalmente llegó la propuesta en julio de 2017: compraron el terreno de al lado y agrandarían la escuela. Tuvimos que dejar el edificio a fines de noviembre con la promesa de que el 15 de febrero ya tendríamos lugar para reunirnos los y las docentes; el 5 comenzarían las clases normalmente.

Hoy el edificio donde funciona el Isauro esta derruido, es triste pasar frente a este espacio que latía, lleno de vida. Ahora está sin techo, como gran parte de la población de esta Ciudad y como sus estudiantes que además tienen la incertidumbre sobre qué pasará con su escuela.

Nos ofrecieron un lugar alternativo por estos meses, hasta julio según dicen, en Carlos Calvo 190, donde estaba el INDEC y ahora está vacío porque también lo van a demoler para que pase el metrobus.

Otra vez la mudanza, otra vez la incertidumbre, otra vez nuestros tan preciados libros y películas, desparramados, perdidos.Tanto perdimos en la mudanzas. Pero el Isauro vive, late y se fortalece. Seguimos soñando, seguimos luchando porque los pibes quieren escuela. Porque defendemos la escuela pública. Apostamos a la educación como herramienta de transformación y nuestros estudiantes la eligen a diario.

Gracias a todos los amigos, amigas, compañeros y compañeras que preguntan por el Isauro, pronto los vamos a convocar para contarles que seguimos de pie y que vamos a volver a nuestro lugar de siempre.


Susana Reyes
Directora del Centro Educativo Isauro Arancibia














LEA TAMBIÉN...

SUSANA REYES: «Los contenidos se organizan en función de lo que más les importa a los chicos»














Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...